El color blanco se impone en este diseño de interiorismo 3D como el auténtico protagonista en la decoración de esta sala. Las paredes, con mosaicos de azulejos, y el mobiliario, también en tonos blancos y beiges claros, aportan luz y frescura.